La tecnología como aliada de los Agronegocios

0

Santo Domingo.-  Elevar la calidad de los productos agrícolas es uno de los objetivos que permite la expansión de los agronegocios tanto a nivel local como internacional, una meta que se hace más cercana al adicionar nuevas tecnologías a los procesos de producción.

Pasar a este nivel depende de optimizar procesos, tomar decisiones más precisas que ofrezcan un margen de error mínimo en el resultado. Lo cual es posible hoy en día con el apoyo de tecnologías diseñadas específicamente para la agroindustria.

Actualmente existen softwares en el mercado que permiten desde contar con las condiciones climáticas y pronóstico de campo hasta contar con la medición de rentabilidad de las actividades agrícolas.

¿De qué manera permite un software incrementar la productividad agrícola?

Ofreciendo un control y flexibilidad en cada etapa de la cadena de agronegocios y logística, ofreciendo informaciones como cuál es el inventario de insumo y producción, cuál es la planificación automática y presupuesto, optimización de transporte de productos y control de viajes, dispositivos de monitoreo en tiempo real.

Estos programas, para garantizar su efectividad, deben permitir la adaptación particular a cada agronegocio y requerir de un manejo simple para sus usuarios, casi intuitivo, así lo aseguran expertos de ABSIDE Agroindustria

ABSIDE Agroindustria es una plataforma que funciona en la nube integrada con SAP diseñada para trabajar con diferentes tipos de cultivos y actividades simultáneamente.

Conocer el mejor momento para realizar la siembra, tener claridad del inventario disponible, detectar los cambios de clima y cómo estos pueden favorecer o perjudicar el cultivo son informaciones de gran valor que permitirán decisiones más acertadas y rentables para el negocio.

ABSIDE Agroindustria brinda un conocimiento específico que permite entender a todo un grupo de agrónomos y consultores de negocios expertos en el desarrollo de modelos de producción; además resulta ser un servicio que abre paso hacia la gestión del conocimiento y aprendizaje basado en la experiencia de uso.

Explorar en el conocimiento de estas tecnologías, relacionarse con la misma y dar el paso de implementación ofrece al negocio un salto productivo importante que puede transformar este sector a nivel nacional.