Inflacción mantienen una tendencia descendente

0

Santo Domingo. – El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informa que la variación del Índice de Precios al Consumidor fue 0.47 % en noviembre de 2022 con respecto al mes de octubre, situándose la inflación acumulada enero-noviembre de 2022 en 6.80 %. En cuanto a la inflación interanual medida desde noviembre de 2021 hasta noviembre 2022, la misma continúa con su trayectoria descendente al ubicarse en 7.58 %, para una reducción de 206 puntos básicos con respecto al pico de 9.64 % registrado en abril del presente año, por lo que se proyecta que la inflación cerraría el año 2022 en torno a 7.2 %.
El informe mensual de la Institución expone que la inflación subyacente en el mes de noviembre de 2022 fue de 0.33 %, luego de registrar 0.36 % en el mes de octubre, por lo que por segundo mes consecutivo la misma exhibe tasas mensuales que al anualizarlas resultan consistentes con el logro de la meta de inflación de 4 % ± 1 % del Programa Monetario del Banco Central. Asimismo, en términos interanuales, la inflación subyacente continúa desacelerándose al bajar de 6.86 % en octubre a 6.59 % en noviembre de 2022. Cabe destacar que este indicador aísla el comportamiento de ciertos alimentos con gran variabilidad en sus precios, así como los combustibles, servicios con precios regulados como la tarifa eléctrica, el transporte y las bebidas alcohólicas y el tabaco, con el objetivo de extraer señales más claras para la conducción de la política monetaria.
La entidad monetaria destaca que el comportamiento descendente de la inflación obedece principalmente a la exitosa combinación de las medidas de política monetaria adoptadas por el Banco Central y los subsidios del Gobierno a los combustibles y la tarifa eléctrica, medidas éstas monetarias y fiscales que permitirán, conforme lo indican los modelos del sistema de pronósticos del Banco Central, que la inflación converja al rango meta de 4 % ± 1 % antes de finalizar el segundo trimestre del año 2023.
El reporte explica que, en cuanto a la Política Monetaria, la reacción oportuna por parte del Banco Central al adoptar medidas desde noviembre del pasado año, siendo uno de los primeros en la región, ha logrado ubicar la tasa de interés interbancaria real, definida como la diferencia en la tasa interbancaria nominal y las expectativas de inflación a 12 meses unos doscientos puntos por arriba de su nivel neutral, por lo que los resultados observados están en el camino correcto reflejando una disminución en las presiones inflacionarias domésticas.
También resalta que, igualmente, se observa una reciente desaceleración en los precios de los commodities, particularmente del petróleo y de los alimentos; así como en los costos del transporte de contenedores a nivel global. Además, la evolución positiva y el dinamismo de las actividades generadoras de divisas (turismo, exportaciones, remesas e inversión extranjera directa), ha favorecido la estabilidad relativa del tipo de cambio, lo que ha compensado parcialmente el impacto del componente importado sobre los precios.