La producción de cemento ha crecido un 55% en los últimos diez años

0

Santo Domingo.-  – La producción de cemento ha crecido un 55% en los últimos diez años, al pasar de 4.2 millones de toneladas que se producían en el 2012 a 6.5 millones al cierre del 2023; destacándose que desde el año 2021 la producción es mayor que lo que indicaba su tendencia previa a la pandemia.

Esta información es parte del estudio “Evolución e impacto de la industria del cemento en la construcción: mitos Vs. realidad”, presentado por el economista Magín Díaz, en el marco del almuerzo anual que organiza La Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland (ADOCEM), para presentar su memoria de desempeño correspondiente al 2023.

“El precio del cemento en el mercado local se mantiene como uno de los más bajos y estables de la región, y su evolución está alineada con la evolución del costo de sus insumos. En los 3 años post-COVID (2021 a 2023), el crecimiento del precio de mercado ha sido inferior al de los costos, de los cuales un 60% están conectados al dólar.” precisó Díaz durante la presentación del estudio.

El estudio comprende además un análisis sobre el peso del cemento en los costos totales de construcción, haciendo un comparativo entre la data que maneja el Índice del Costo Directo de la Vivienda (ICDV), publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) y un estudio realizado por la Universidad Nacional Pedro Henriquez Ureña (UNPHU), resultando que en promedio el precio del cemento ha explicado entre un 10% y un 17% del aumento de costo para diferentes tipos de construcciones, es decir, que entre un 83% y un 90% del aumento ha sido provocado por otros factores/componentes.

De su lado, el presidente de Adocem, Ing. Giuseppe Maniscalco, indicó que la industria cementera se ha unido de forma proactiva y certera al impulso experimentado en el sector de la construcción en los últimos meses del pasado año, respondiendo a un consumo de 5.4 millones de toneladas en el mercado local, el cual, aunque fue ligeramente inferior al registrado en el año 2022, refleja un resultado favorable.

Maniscalco agregó que las perspectivas económicas de la República Dominicana para el 2024 apuntalan a la reactivación del crecimiento económico, recuperando así el ímpetu de los últimos años. Esta expectativa se respalda en los resultados del consumo local de cemento, que ya en el primer cuatrimestre superan en un 2% comparado con el mismo periodo del año anterior.

En ese sentido, sugirió que es imperativo para la industria tener una visión clara del futuro que se quiere, delinearlo y anticiparlo.

“En primer lugar, somos un país con un espíritu de emprendimiento y lucha. Esta fortaleza intrínseca, combinada con políticas de estado que sustentan el crecimiento, nos permite continuar previendo un futuro prometedor. La clave está en la capacidad de adaptarnos y de anticiparnos a los cambios del entorno económico y social, no solo los que ocurran en el país sino en el resto del mundo, manteniendo una clara visión del futuro que anhelamos.”, comentó.